9.11.07

20 Heridos leves en el Metro de Madrid

Son ciertos detalles los que hacen ver que algo que va mal puede ir a peor. Un convoy de metro (vacío) ha chocado contra otro (lleno) en la estación de Sol.

El tren que iba vacío había tenido una avería en Tirso de Molina (..Sol, Gran Vía y Tribunal si os gusta Sabina) y envistió al otro en la siguiente estación por lo que se deduce o que le fallaban los frenos o que no estaba tan averiado (deducción lógica desde mi ignorancia)

Según los testigos presenciales y El Mundo, el tren que estaba (lleno) en Sol tardó en arrancar y cuando empezaba a hacerlo le dió por detrás el de Sabina (o alguien abrió el semáforo o al intentar arrancar se abrió sólo o el de Tirso de Sabina, efectivamente, iba ciego pero esto último no importa porque siempre nos dicen que es imposible que un convoy se pase un semáforo al tener instalado un sistema que lo evita...)

Nos venden a diario que es imposible que dos trenes lleguen tan siquiera a rozarse por el sistema automático que llevan (lo que queda demostrado que no es así), también nos vendían que es imposible que un tren arrancase con las puertas abiertas (yo lo he vivido en la línea seis, afortunadamente era un sábado después de la hora de comer y teníamos sitio para alejarnos de las puertas abiertas), en fin, estos pequeños detalles son los que hacen presagiar algo más gordo debido al olvido/descuido de ciertas lideresas (espero que no pase nada grave)

2 comentarios:

chamaruco dijo...

En el metro de Madrid, como en otros de nuestra geografía, las líneas y los trenes disponen del sistema de señalización y conducción automática denominado ATP (Automatic Train Protection) que es, efectivamente, uno de lo sistemas de seguridad ferroviaria más seguros que existe; también lo tienes en la línea C5 de Renfe por ejemplo. Este sistema permite incluso la conducción totalmente automatizada de los vehículos que no necesitarían de maquinista para operar. La prueba de su seguridad es que pese a la gran cantidad de frecuencias de paso y la alta velocidad de los convoyes no se producen accidentes más que de forma puntual.

Porque esa es otra: ningún sistema es totalmente infalible, siempre se puede averiar algo, o fallar una baliza, o quedarse el tren sin frenos o sin energía. Pero sistemas como el ATP posibilitan la explotación de las líneas de gran demanda en condiciones de seguridad que serían sencillamente impensables sin ellos.

Ahora bien, nada es infalible, así que el que lo esté vendiendo miente o hace demagogia barata. Todo es susceptible de averías. Las averías en la línea se minimizan con un mantenimiento adecuado en tiempo y forma; pero ojo, se minimizan, no desaparecen.

Si el accidente fue como mencionas, creo que hay que felicitarse por disponer de estos sistemas de seguridad. El fatídico accidente de Valencia, por ejemplo, posiblemente no hubiera sido tal de haber dispuesto esa línea del mismo sistema que opera en el metro de Madrid.

Villaykorte dijo...

Desconozco el sistema que tiene el metro de Madrid y desconozco las presiones que ha recibido el conductor, pero éste ha dicho que se saltó el semáforo y Metro lo da por bueno.
A mí, que soy usuario de metro me ha entrado una risa nerviosa.