4.2.07

Entradas antiguas: Teleoperata enfermo

Todo comenzó un día que estaba a punto de reventarme la cabeza, la gota que colmó el vaso fue una llamada que rajarraja no me dejaba meter baza, y claro sentía en mi coco las grietas que se abrían, poco a poco – lo dejo o me vuelvo loco-
Me fui al doctor al día siguiente, ¿qué te pasa pringao? ¿qué es lo que tienes? .
-Tengo un fuerte dolor de cabeza detrás de los ojos y siento como si hubiese alguien que reza, que se hinca de hinojos y no para de darse golpes de pecho que retumban en mi techo.
-Tengo la lengua con agujetas, tantas que el otro día con mi chica sólo me dio para comerle los morros y las tetas, no pude llegar más abajo porque mi lengua más que un músculo era un badajo.
-Intenté seguir con mis dedos pero “pobre mi nena” de tanto manejar teclado y ratón no estaban muy por la faena.
-Como bailando Break-Dance me muevo, mis hombros y mi cuello ya no parecen nuevos. Debajo de un chorro de aire acondicionado se agarrotaron mis articulaciones, siempre con la misma postura, no atienden a razones; perdones, fríos, calores, siento más dolor que con una hernia en los cojones.
-Por no hablar de la voz de la que ya no presumo , mezcla entre la de la Duquesa de Alba y la de Torrebruno. Otrora mi voz de soprano, de hablar tanto, especulo, mi voz no suena a ópera, suena a culo.
-Me duelen también las rodillas.
-Eso no me lo creo ¿de qué, tío chulo?
-De clavarlas en el suelo para que me den por culo, de aguantar incompetentes que no salen de su zulo sino para echarte la culpa sin ningún disimulo.
-¿y la culpa, la tienes?
-De intentar ayudar a la gente sí, no de pretender timarles.
-Te has equivocado de médico
-¿Y eso?
-Yo soy el de la Mutua
-¿No jodas?
-Sí, y estás sano para seguir en la yunta, no te preocupes, estás perfectamente.
-pero, ¿mi mente?
-Nada
-¿y mi vida sexual?
-ya te acostumbrarás
-¿y mis movimientos?
-se te harán graciosos con el tiempo
-¿y mi voz?
-¿Puedes hablar más alto que no te entiendo?

*Felicidades a Teleoperando por su primer año bloguero, sigue así, no sé por qué, pero siento como si hubieses cogido el relevo, gracias.

5 comentarios:

telemarkado dijo...

Muchas gracias Isaac, de verdad.
Aunque, sinceramente, me gustaría dejar el relevo pronto... (claro, que pensaba más o menos lo mismo hace un año y aquí sigo).
Un abrazo!

Anónimo dijo...

Coño tío, es genial. Me siento identificado.

Juzam dijo...

La verdad es que últimamente estoy más jodido de la espalda que de costumbre. Será de cargar con los incompetentes de estructura en borricate. Esto si que es deformación profesional... ¡Amparo, aargh! ¡Ama Rosa!

Sergio dijo...

De eso me duelen a mi las rodillas también. Menos mal que la boca no me dolerá nunca.

Luisru dijo...

Lo mismo que anónimo. Podrían usar el diálogo para un hipotético capítulo de House ambientado en la Inglaterra Shakesperiana. Sólo que House no es médico de una mutua y en aquella época no existía la teleoperación, pero si no te fijas en esos pequeños detalles...