19.9.07

¡Vaya dos pájaros!

Serrat y Sabina, Sabina y Serrat; 122 años de los cuales se han pasado 74 en los escenarios - muchas tablas -

Por avatares de la vida me encontré con una entrada para ir al concierto. Dos pájaros de un tiro no es sólo el típico concierto en el que al principio se grita "Buenas noches Springfield" y los artistas se dedican a intercambiarse temas y cantar a dúo. Tiene mucho más, tiene el morbillo de ver quién tiene más público, de ver quién aguanta más en pie las más de dos horas y media largas de concierto y de descubrir qué canciones soportan mejor el paso del tiempo.

Los continuos vaciles y piques entre los dos suenan naturales aunque ya lleven todo el verano de gira. Resulta increíble que Sabina se pierda cantando yo me bajo en Atocha o que se olvide del comienzo de y nos dieron las diez, pero Serrat, al quite, se hizo cargo de la situación.

El sonido era pésimo aunque tiene algo de disculpa porque tuvieron poco tiempo al tener que desmontar el tinglado de la final del Eurobasket. Final del Eurobasket a la que hubo dos referencias, una por parte de Serrat (el otro día salimos de aquí con el rabo entre las piernas por culpa de un punto de un hijo de Putin) y otra por parte de Esperanza Aguirre o de alguno de sus adláteres: el dejar un banderón de España colgado del centro del Palacio (que viene un sepagatista, mejor lo dejamos ahí)

Las entradas al pabellón son de risa ¿a nadie se le ha ocurrido señalizar las puertas de entrada?, la única señal que había era la pancarta de un señor protestando contra los cantautores por la tortura a los toros (momento WTF de la noche)

4 comentarios:

chamaruco dijo...

¿Estás seguro de que lo del sonido tiene discupla? Empieza a ser dolorosamente frecuente en cuantos conciertos te encuentras, da igual que sean de Serrat o de los Chiftains, últimamente el sonido en los conciertos es una mierda, así con todas las letras: todo a todo trapo y a ver si a alguien le revienta el cráneo al entrar en resonancia.

Villaykorte dijo...

Yo estaba en la zona del fondo arriba del todo y el sonido era bajo (podíamos hablarnos sin chillar) y distorsionado (de no ser porque te sabes de memoria la letra no entiendes una mierda).
He sido indulgente al decir que no habían tenido tiempo porque fui al concierto de "Queen+Paul Rodgers-Freddy Mercury" y el sonido fue espectacular comparado con el de ayer. Imagino que los "ingenieros" españoles no le tienen pillado el truco a las pesadas bandas sonoras móviles que cuelgan del techo.

Germán dijo...

Es que a Sabina le gustan los toros.

Lo que no sé ya si solo ver como los matan o también de invitarlos a farlopa pa metérselos en la cama...

(jijiji)

Daniel Mercado dijo...

Me ha gustado tu blog, lo descubrí por lo de la nube de tags y aquí me tienes leyendo más posts.
Te linkeo, a menos que lo prohíbas expresamente.